El Heraldo de México

Contaminación agrava los síntomas de la rinitis alérgica

La rinitis alérgica se presenta cuando el sistema inmunológico de una persona reacciona a los alérgenos en el aire, tales como polen, ácaros, moho

Detalló que los síntomas más comunes incluyen congestión y escurrimiento nasal Foto: Especial

La contaminación agrava los síntomas de la rinitis alérgica, que se manifiesta en la nariz y que afecta a 400 millones de personas en el mundo, reveló el estudio Fexpolsar fase III realizado por un equipo de investigadores de Canadá.

En la primera fase del estudio liderado por la doctora Anne Ellis, profesora de la Universidad de Queen, 261 pacientes de 40 años de edad con rinitis alérgica fueron expuestos a polen en un ambiente controlado para que desencadenaran el cuadro alérgico y calificaran la intensidad de sus síntomas, explicó la doctora Gabriela Sánchez.

Agregó que, en una segunda fase, los mismos pacientes fueron expuestos a polen y además a un ambiente contaminado, lo que provocó que los síntomas de la rinitis alérgica se hicieran más severos por el incremento de la liberación de histamina, sustancia química presente en algunas células del organismo que provoca muchos de los síntomas de las alergias.

El estudio Fexpolsar fase III probó también la eficacia de un antihistamínico de origen europeo para el control de los síntomas de rinitis alérgica agravados por la contaminación, indicó la doctora Sánchez.

La rinitis alérgica se presenta cuando el sistema inmunológico de una persona reacciona a los alérgenos en el aire, tales como polen, ácaros, moho y caspa de animales, lo que causa inflamación del revestimiento interno de la nariz.

Se trata de un padecimiento que afecta hasta 40 por ciento de la población mexicana, incluidos menores de edad y personas adultas mayores, y que se intensifica en las ciudades por la presencia de los contaminantes atmosféricos, señaló Sánchez.

Síntomas

Detalló que los síntomas más comunes incluyen congestión y escurrimiento nasal, estornudos y comezón en nariz y garganta, e incluso manifestaciones oculares como ojos rojos y llorosos.

La especialista citó algunos de los elementos que ayudan a diferenciarla de una gripe o de resfriado común: en la rinitis alérgica no hay fiebre, tos ni cuerpo cortado y puede durar varias semanas o meses.

Fuente: Notimex

dhfm