Comparece expolicía de la AFI tratante de mujeres en Zona Divas

Según la investigación de la Procuraduría capitalina, Julio César, de 41 años de edad, trasladaba a las víctimas a la Ciudad de México para que trabajaran como acompañantes en Zona Divas

FOTO: ESPECIAL
FOTO: ESPECIAL

Julio César N el exelemento de la Agencia Federal de Investigación y de la Policía Judicial, acusado de explotar sexualmente a mujeres extranjeras y ofrecer sus servicios en la página web Zona Divas, comparece en una audiencia privada.

 

A las 11:00 horas comenzó la diligencia en la sala 27 de oralidad del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, en la que se determinará si es vinculado a proceso por el delito de trata de personas en la modalidad de explotación sexual y por el que podría alcanzar, en caso de ser encontrado responsable, una pena de 30 años de prisión.

 

 

Al iniciar la audiencia por la causa penal 012/0380/2018-OA, el juez de control Cristian Ricardo Franco Reyes señaló el principio de publicidad en el sistema de justicia, pero argumentó que se hablará de temas sensibles y se mencionará la identidad del imputado y las víctimas. Por ello, determinó que la audiencia será privada.

 

En el lugar se encontraba Julio César N, vestido con un chaleco y camisa beige, su abogado y ministerios públicos, mientras que entre el público estaban representantes de medios de comunicación y acompañantes de la defensa del imputado, pero no se encontraban víctimas ni familiares de estas.

 

Según la investigación de la Procuraduría capitalina, Julio César, de 41 años de edad, trasladaba a las víctimas, entre estas, colombianas, venezolanas y paraguayas, a la Ciudad de México para que trabajaran como acompañantes.

 

Ya en la capital, las prostituía y les exigía la mitad de cada sexoservicio, pues debían pagarle el boleto de avión, la sesión fotográfica para promoverlas, la habitación del hotel que ocupaban en la Colonia Ciudad de los Deportes y el transporte para ofrecer sus servicios.

 

Julio César N las enganchaba diciéndoles que era dueño de Zona Divas y por eso debían darle dinero.

Por Diana Mart´ínez

¿Te gustó este contenido?