Sánchez Cordero aboga por liberar a Vallarta

Como ministra ejecutó una estrategia maestra en la (SCJN) para conceder la libertad a la francesa Florence Cassez

Alejandro Sanchez
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / El Heraldo de México

Una voz en el gobierno de López Obrador se ha pronunciado por la liberación de Israel Vallarta, el supuesto secuestrador capturado en 2005 en medio de un montaje, de pésimo guion televisivo, a cargo de Genaro García Luna, cuando éste estaba al frente de la Secretaría de Seguridad Pública federal.

Se trata de Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, quien como ministra ejecutó una estrategia maestra durante una sesión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para conceder la libertad inmediata a la francesa Florence Cassez, acusada de ser cómplice de Vallarta y sentenciada a 60 años.

La reciente captura de García Luna por parte de la justicia estadounidense le tomó por sorpresa a la funcionaria en Argentina, adonde acudió en representación del presidente Andrés Manuel a la toma de protesta de Alberto Fernández como mandatario de aquel país de Sudamérica.

Pero al volver a México, el montaje fueron de los temas que ocuparon sus primeras horas de trabajo.

Sánchez Cordero aseguró en una reunión que en el caso de Vallarta, se debe aplicar la tesis de Cassez, sobre cuyo proceso se argumentaron violaciones a sus derechos elementales para exigir su libertad. La exministra comentó que sólo bastaría hacer la sugerencia a los jueces del Poder Judicial porque además han pasado 14 años sin que el acusado haya recibido sentencia. La funcionaria contempla la posibilidad de hacer el llamado sin empachos.

El tiempo le dio la razón a Sánchez Cordero, la ministra que en su momento desafió los costos para liberar a una supuesta secuestradora. Hoy, dicho a la distancia, se dice fácil, pero con argumentos jurídicos se cruzó en la narrativa oficialista del momento, pese al desaseo del falso operativo para capturar a Cassez y Vallarta.

¿El partido de Calderón?

En el reporte del 10 de diciembre del INE sobre las organizaciones que buscan constituirse como partido político, a la de Felipe Calderón y Margarita Zavala sólo le faltaba 3 por ciento de las asambleas para recibir el registro de la autoridad electoral.

Sin embargo, a Libertad y Responsabilidad Democrática le falta 30 por ciento de afiliados porque tiene 162, 707 de 233 mil 945 que establece la ley.

Zavala fue quien sentó las bases de este nuevo partido y su esposo Calderón se sumó al proyecto a fin de hacer oposición al gobierno izquierdista de Andrés Manuel López Obrador.

¿Alcanzará Calderón a formar su partido o se quedará en la rayita? Pues hay que recordar que en las últimas semanas se le han venido abajo varias asambleas y en éstas 26 mil afiliaciones han quedado sin validez por lo mismo. O sea, le faltan más de 70 mil afiliados, de acuerdo con el último reporte de INE en poder de esta columna.

•••

UPPECUT: Anoche se quedaron en sesión permanente los senadores para revisar las letras chiquitas del T-MEC. ¡Oh responsabilidad!

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ

[email protected] 

@ALEXSANCHEZMX

eadp

¿Te gustó este contenido?