Autoconstrucción: un riesgo latente

La autoconstrucción de vivienda en México alcanza 64.1 por ciento, cifra que equivale a que seis de cada de 10 viviendas en el país

Cesar_Cravioto_Editorial
César Cravioto / Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México / Heraldo de México

Cada vez que la Comisión para la Reconstrucción entrega un inmueble rehabilitado o reconstruido hacemos una serie de observaciones para su adecuada preservación y habitabilidad. 

Destacamos la importancia del mantenimiento preventivo y mantenimiento por desgaste de materiales, que permitirá que los inmuebles no se deterioren con el paso del tiempo, y ante inevitables embates de la naturaleza, como son los sismos. Es responsabilidad de la ciudadanía reportar cualquier tipo de problema en sus propiedades, y darles mantenimiento constante.

En la actualidad, cerca de 70 por ciento de la población mexicana autoconstruye su vivienda. Además, realizan sus proyectos sin el menor conocimiento de los requerimientos técnicos y financieros que se necesitan para habitar en un espacio seguro, de acuerdo con el Centro de Innovación para la Vivienda (CIV).

La autoconstrucción de vivienda en México alcanza 64.1 por ciento, cifra que equivale a que seis de cada de 10 viviendas en México se construyeron sin la supervisión de algún arquitecto o ingeniero.
A lo largo de los recorridos que hemos hecho desde enero de 2019 a los inmuebles que requirieren rehabilitación y reconstrucción por el sismo del 19 de septiembre de 2017, la Comisión ha constatado cómo en muchas edificaciones se tiraron muros de carga, sin la supervisión de un experto.

Hemos visto también cómo, por el aumento en el número de integrantes de una familia, se construyen pisos extras sin supervisión alguna y esto afecta la seguridad de las construcciones. Las familias tiran muros y estructuras para adaptarlas a las necesidades y crecimiento de sus integrantes.

La recomendación hacia los propietarios o poseedores de los inmuebles que pretende realizar alguna construcción, modificar la estructura de la construcción existente o construir una nueva estructura en sus inmuebles, es presentarse en la Alcaldía para hacer los trámites correspondientes de permisos y licencias para la construcción de que trate; presentar su proyecto arquitectónico y asesorarse necesariamente de un Director Responsable de Obra. 

El Director Responsable de Obra es la persona con autorización y registro otorgado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, es el responsable de que la edificación que esté a su cargo no tenga inconvenientes durante el proceso de elaboración y durante todo el ciclo de vida de la obra.

Realizar un buen mantenimiento en las viviendas, tanto en el interior como en el exterior, es un requisito básico para procurar el correcto estado de habitabilidad de las mismas. El terremoto del 19S reveló falta de rigor en la aplicación de Normas de Construcción en Ciudad de México.

Es además necesario que no se instalen espectaculares sobre las viviendas, no sólo por el peso que estos representan, sino porque los fuertes vientos los pueden tumbar. El Instituto de Verificación Administrativa de la Ciudad de México (INVEA) está retirando espectaculares como parte del reordenamiento de anuncios publicitarios en azoteas.

El objetivo de estas acciones es resguardar la seguridad física y el patrimonio de quienes viven y transitan en las inmediaciones en donde se ubican estos espectaculares. Además de que están expresamente prohibidos en la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal. La doctora Claudia Shienbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, ha dado instrucciones de que se retiren los anuncios espectaculares, porque representan un alto riesgo para la población.

Aunque las regulaciones de construcción de la capital mexicana son consideradas entre las mejores del mundo, hay fallas en el cumplimiento, de acuerdo con académicos, oficiales e inspectores de obras, y esto altera la resistencia sísmica de los inmuebles. En muchas ocasiones el problema no es la ley, sino cómo esta se acata.

Terminemos con estas fallas.

Limitemos los riesgos.

CESAR CRAVIOTO ROMERO
COMISIONADO PARA LA RECONSTRUCCIÓN DE LA CIUDAD DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?