AMLO exhibe a García Luna y a Calderón

Para AMLO, la caída de García Luna exhibe a Felipe Calderón y simboliza la derrota de un régimen autoritario

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

A trapazo limpio, dirían en mi tierra, agarró ayer Andrés Manuel López Obrador a Felipe Calderón y a Genaro García Luna durante la conferencia Mañanera.

Nada de que no hace leña del árbol caído, ni que su fuerte no es la venganza, porque bien que les atizaba y los exhibía burlonamente, al tiempo que aseguraba:    

No quiero que se piense que estamos aprovechando esta circunstancia para atacar a Calderón,  aún con todo el daño que nos hizo. No sólo a mí, al país; porque todo esto comenzó –no hay que olvidarlo- con el fraude electoral….

Lo cierto es que el Presidente disfrutaba el momento. Tanto o más que la firma del T-MEC. Y razones tenía para ello. Era su gran momento: su triunfo sobre Calderón y su estrategia de seguridad.

Porque para él, para AMLO, la caída de García Luna –acusado de corrupción y narcotráfico- simboliza la derrota de un régimen autoritario, corrupto…; un elemento de prueba de que ese modelo fracasó.

La detención de Genaro García Luna en Estados Unidos y las acusaciones que pesan sobre el funcionario favorito de Calderón obsequia y reafirma en López Obrador la bandera de su proyecto y de su gobierno: la lucha contra la corrupción.

¡Imagínense! –se burlaría ante los reporteros-, alguien sin convicciones encargado de reprimir…; las autoridades responsables de la seguridad sobornadas.

Y ya sabrán, de vuelta a aquello de afirmar que es preferible un funcionario honesto, con convicciones, que uno deshonesto, sin escrúpulos: ¡Que me perdonen!, es preferible dejarle a sus hijos  pobreza y no deshonra, insistiría.

Pero algo más añadió a ese dicho, que bien vale la pena recoger:

Y eso (la honestidad) tiene que ver también con lo político-electoral, con ganar como sea…’haiga sido como haiga sido’.

¿Les suena el dicho? Sí, es la frase  que soltó Felipe Calderón cuando se le cuestionó su triunfo en la elección presidencial del  2006 frente a Andrés Manuel.

De ahí pasaría Andrés Manuel a recordar que el fraude y el intento de Calderón de legitimarse declarando la guerra al narcotráfico, fue el origen de la pesadilla que todavía vivimos.

¿Recuerdan la fascinación por el llamado Súper policía en aquellos tiempos calderonianos? Pues también saldría a relucir. El inquilino de Palacio Nacional se mofaría de los periodistas famosos que salían maravillados del búnker del entonces secretario de Seguridad Pública a hablar maravillas de él.

Y no sólo ellos…, era el gran personaje…; creo que hasta lo premiaban, aquí y en Estados Unidos, se burlaría AMLO de nueva cuenta.

Todo esto sirve, para purificar la vida pública, remataría: Ayuda a que los que se sentían intocables y que lo podían todo, a que se den cuenta que ya no es así…

Y ahí dejaría colgando la frase.

• • •

GEMAS: La activista sueca Greta Thunberg (16 años), símbolo de la lucha contra el cambio climático, fue elegida como el personaje del año por Time.

POR MARTHA ANAYA 

[email protected] 

@MARTHAANAYA

eadp

¿Te gustó este contenido?