¡Clavado al cielo! Último adiós a Carlos Girón

El medallista olímpico falleció a los 65 años de edad por complicaciones de una enfermedad respiratoria

Cuando Carlos tenía 17 años superó al campeón olímpico italiano Klaus Dibiasi por dos puntos de diferencia, en una competencia en Suecia. FOTOARTE: FRANCISCO LAGOS
Cuando Carlos tenía 17 años superó al campeón olímpico italiano Klaus Dibiasi por dos puntos de diferencia, en una competencia en Suecia. FOTOARTE: FRANCISCO LAGOS

Después de 24 días de una dura batalla, falleció a los 65 años de edad el medallista olímpico Carlos Girón.

El exclavadista ingresó al hospital el 20 de diciembre pasado por una neumonía y aunque se recuperaba, después contrajo una bacteria hospitalaria tan severa que los doctores le indujeron a un coma; al agravarse su salud, su familia decidió desconectarlo de la vida artificial el miércoles y falleció ayer después del mediodía.

Girón, el clavadista que destacó por tres décadas entre los mejores de México y compitió de los Olímpicos de Munich 1972 a los de Los Ángeles 1984, ganó plata en el trampolín de 3m de Moscú 1980, tras una controvertida competencia donde permitieron al local Aleksandr Portnov repetir un salto, se quedó el oro y relegó al segundo sitio al mexicano; Javier Ostos Mora, delegado mexicano, no protestó, pues él era también presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA).

Nació en Mexicali, Baja California, pronto se mudó a Chihuahua, después a la Ciudad de México y luego a Morelos, donde a los ocho años inició la práctica empírica de los clavados. A los 10 años llegó a Acapulco y su pasión por los saltos creció de una forma curiosa: al salir de la escuela, iba con sus amigos a La Quebrada, donde le pedían a los turistas extranjeros que lanzaran monedas al mar y los niños saltaban para recuperarlas.

Después regresó a la CDMX y el hobbie encontró instrucción en la Unidad Morelos del IMSS, donde el profesor Jorge Rueda pulió su talento, hasta convertirlo en campeón centroamericano juvenil, en 1966; dos años después, con 14 de edad, ganó su reserva en la selección nacional de los Juegos Olímpicos de México 1968.

Para los siguientes Juegos, en Múnich 1972, terminó 8º en 10m; en 1975 ganó bronce en 10m en los Mundiales de Colombia y fue el primer clavadista nacional en un podio del orbe; para Montreal 1976 alcanzó la final tanto en 3m como en 10m y en Moscú ganó aquella controvertida plata.

Aquel niño que entrenó solo en Cuernavaca y se lanzaba a La Quebrada subió al podio olímpico y ayer dio un salto a un pasaje eterno de la historia.

El último adiós

Figuras como los medallistas olímpicos Fernando Platas, Daniel Aceves, Felipe Muñoz, Antonio Roldán y Jesús Mena, así como familiares y amigos de la comunidad olímpica mexicana, acudieron ayer a una funeraria localizada al sur de la ciudad de México para darle el último adiós al ex clavadista Carlos Girón.

FOTO: KATYA LÓPEZ

Por Katya López Cedillo

eadp

¿Te gustó este contenido?