Sin motor, pero con lana

Las Águilas perdieron a su mejor jugador, aunque es el club mexicano que más llama la atención para nutrir a los europeos

El pasado domingo, el
argentino acudió a las
instalaciones de Coapa para despedirse
de sus compañeros. Foto: Mexsport / Liga MX / Especial
El pasado domingo, el argentino acudió a las instalaciones de Coapa para despedirse de sus compañeros. Foto: Mexsport / Liga MX / Especial

La primera imagen de Guido Rodríguez en España es con una bufanda del Betis y no del América. El argentino cambió los colores de su equipo, después de tres años de títulos y distinciones individuales. Las puertas se abrieron para él, con los campeonatos de Liga (Apertura 2018), Copa MX (Clausura 2019) y Campeón de Campeones (2018-19). También, luego de ser reconocido con el Balón de Oro al mejor futbolista del año. Desde Sevilla, los béticos viajaron para convencerlo y se lo llevaron, en un traspaso que ronda los ocho millones de dólares.

El motor de las Águilas toma el rumbo que siguieron otros viejos campeones. Entre ellos, Diego Lainez, Edson Álvarez, Mateus Uribe, Agustín Marchesín y hasta Jéremy Ménez. Todos con destino europeo, tras coronarse con los azulcremas. En enero pasado, el Betis ofreció por Lainez cerca de 15.5 millones de dólares, cumpliendo así su deseo de jugar en una liga de primer orden.

Tiempo después llegó el turno de Edson Álvarez, campeón en el Apertura 2018 y quien se fue al Ajax por 14.4 millones de dólares (mdd). De aquel equipo que venció a Cruz Azul en la final, lo siguieron el colombiano Mateus Uribe y el argentino Agustín Marchesín, ambos seleccionados nacionales. Por el primero, el Porto puso sobre la mesa una cifra aproximada a los 12 mdd, mientras que por el guardameta pagó ocho millones en la moneda estadounidense.

Antes de Guido, el último en salir a Europa de las instalaciones de Coapa fue el francés Jérémy Ménez, con el París FC de la Ligue 2 de su país. Una vez rescindido su contrato con la directiva americanista, el atacante, perseguido por las lesiones y la indisciplina, resignó parte de su sueldo para volver a casa. Así, desde hace tres temporadas, las Águilas se convirtieron en uno de los equipos con más jugadores exportados al Viejo Continente de la Liga MX. Finalmente, para llevarse a Rodríguez, el Betis tuvo que elevar su apuesta en los días de negociación.

Lo más fácil para mí era quedarme en México, en mi zona de confort; aquí tengo un nombre, pero el sueño de todo futbolista es jugar en Europa y seguir creciendo, señaló el argentino, previo a su despedida con el plantel.

Con una oferta de 8 mdd y un contrato hasta 2024, Guido terminó su ciclo con el América y dejó un espacio libre en el medio campo, justo donde fue el mejor.

Sin su motor, pero con casi 60 millones de dólares por ventas a Europa en el último año y medio, las Águilas han empezado su búsqueda por un nuevo contención. Aunque ninguno es igual al otro, el parámetro es y será Guido.

BIENVENIDA. Así recibieron a Guido Rodríguez los seguidores del Betis. Foto: Especial

POR ALBERTO ACEVES

eadp

¿Te gustó este contenido?