Dan apoyo a adultos mayores

El matrimonio Ávalos Cruz cuenta que destinará su nueva pensión en víveres y atención médica

José Ávalos y Belén Cruz, de los primeros beneficiados del programa de pensiones. Foto: Edgar López / El Heraldo de México.
José Ávalos y Belén Cruz, de los primeros beneficiados del programa de pensiones. Foto: Edgar López / El Heraldo de México.

VALLE DE CHALCO SOLIDARIDAD. Vecinos de esta localidad fueron acreedores al programa de Pensión de Adultos Mayores a cargo de la Secretaría de Bienestar del gobierno de López Obrador.

El señor José Ávalos es desconfiado. Entre calles abandonadas, sin pavimentar y un paisaje gris compuesto gracias a las cientos de casas en obra negra, este hombre de 73 años rara es la ocasión que atiende a quienes se paran en su portón.

Disculpen, es que no le abrimos a cualquier persona. No es muy común que toquen la puerta, explica su esposa Belén Cruz, de 69 años, mientras su marido esconde a dos perros guardianes momentos antes de conceder esta entrevista.

El caso de la familia Ávalos Cruz es similar a la de miles de vecinos de la Ciudad de México y del interior del país que se asentaron en esta zona periferia a mediados del siglo pasado para salir adelante.

Nacidos en Michoacán, este matrimonio llegó aquí desde hace 40 años en un cuartito de lámina afincado a espaldas de lo que era el Lago de Chalco. Ahora jubilado, el señor Ávalos dedicó su vida a la mensajería y su esposa a la crianza de sus cuatro hijos.

Ambos fueron de los primeros beneficiarios del programa de pensiones, el cual López Obrador inició el domingo 13 de enero en este municipio y contempla beneficiar a ese sector.

Desde ahora, cada uno de ellos recibirá una pensión de dos mil 550 pesos bimestralmente mediante una tarjeta de Banco Azteca, dinero que destinarán a la compra de víveres y a la atención médica particular de la señora Cruz, a quien se le dificulta caminar.

Su esposa rememora que cuando llegaron a ese punto, ubicado a orillas del Canal de la Compañía, diariamente ella y sus hijos terminaban enlodados por las tierras pantanosas del lugar.

 

RETRIBUCIÓN. Las tarjetas de apoyo son gestionadas por Banco Azteca. Foto: Edgar López / El Heraldo de México.

La casa de este matrimonio es de las pocas que cuenta con los servicios regularizados de la zona, por lo que el pago de predial, luz, gas y teléfono absorbe la mayoría de su pensión del señor Ávalos, que también es apoyado por sus hijos para seguir adelante.

Es que con lo que le dan a uno en el IMSS no alcanza, nada más para comprar un tanque de gas son 400 y tantos pesos. Para comer un cachito de carne, se lo compra para un día y lo demás puros frijolitos o lo que caiga, explica el señor nacido en 1945.

El patriarca de la familia lleva media década jubilado y no ha conseguido empleo, ahora sólo se dedica a mejorar algún desperfecto que se encuentra en su casa ubicada a costillas del Canal de la Compañía, este día decidió cambiar unos azulejos rotos de su sanitario.

Cuenta que la simpatía con AMLO inició desde que entregó apoyos cuando era Jefe de Gobierno.

 

Por José Ríos

jrr

 

¿Te gustó este contenido?