Acusarán de ecocidio a taladores, advierte Sheinbaum

El Gobierno de la CDMX no tolerará talas como la hecha por Mítikah

El fin de semana en la colonia Xoco, la empresa Mítikah derribó 60 árboles
Foto: Pablo Salazar
El fin de semana en la colonia Xoco, la empresa Mítikah derribó 60 árboles Foto: Pablo Salazar

Los desarrolladores inmobiliarios y dueños de anuncios que talen o poden ilegalmente árboles para construir o para que sus panorámicos se vean, serán acusados de ecocidio, advirtió la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

La advertencia, dijo, no es sólo contra el trabajador que tale, sino también contra quien ordene la acción, como ocurrió el fin de semana en la colonia Xoco, donde la empresa Mítikah derribó 60 árboles.

Recordó que la tala y poda ilegales están catalogadas como ecocidio en el Código Penal.

Vamos a ir a donde tengamos que llegar, porque no puede convertirse la ciudad en un lugar en el que cualquiera puede tirar un árbol sin permiso. Hay normas y tienen que cumplirse, no puede ser este esquema de que cada quien hace lo que quiere y particularmente porque es la protección a la naturaleza.

No puede ser que un desarrollador inmobiliario sin autorización de la Secretaría de Medio Ambiente derribe árboles sólo para poner un edificio adicional, aseguró.

Aseguró que su gobierno protegerá la biodiversidad de la ciudad y fomentará la creación de corredores urbanos verdes.

DERRIBAN 60 ÁRBOLES

Por derribar 60 árboles en el Pueblo de Xoco, siete empleados de la empresa Mítikah fueron detenidos. Los hechos fueron corroborados por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema); Seguridad Ciudadana (SSC); Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRyPC), así como la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales y Protección Urbana (Fedapur).

La tala fue en Real de Mayorazgo, entre las avenidas Universidad y México Coyoacán.

Ahí estaban empleados de la empresa Mítikah, quienes colocaban árboles talados sobre un camellón.

Iban en dos camionetas con placas de circulación del Estado de México. Uno de estos vehículos llevaba en el costado la leyenda: Al servicio de… y debajo el logo CDMX, en color negro y rosa. Sin embargo, no se trataba de un vehículo oficial.

En el lugar, los trabajadores mostraron una autorización parcial en materia de impacto ambiental otorgada por Sedema el 15 de noviembre de 2018.

Ahí se señalaba que era necesario contar con el visto bueno adicional de la Semovi y presentarlo en Sedema para concluir el proceso de autorización.

Debido a que derribaron los árboles entre el viernes y sábado, con una autorización parcial condicionada, las siete personas fueron detenidas y puestas a disposición de la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales y Protección Urbana, junto con los camiones y árboles talados.

Por Manuel Durán

¿Te gustó este contenido?