El Heraldo de México

Erick Meyenberg revisa procesos creativos

Meyenberg encuentra su trabajo como una amalgama donde se unen lecturas históricas, políticas, sociológicas y la propia poética del arte

TRABAJO. La muestra se realizó bajo la curaduría de Gabriela Rangel. Foto: Cortesía

Erick Meyenberg (Ciudad de México, 1980) presenta por primera vez una revisión de sus procesos creativos en un esfuerzo por repasar los últimos 15 años de trabajo. Se trata de la exposición Re Mayor no es Azul, que se inaugura el sábado en el Museo Amparo.

Si bien el artista, con maestría en la Universidad de las Artes de Berlín, ha presentado su obra en espacios como el MUAC, el Laboratorio Arte Alameda y la Sociedad de las Américas en Nueva York, ésta es la primera ocasión en que coloca su producción sobre la mesa para mostrar sus directrices fundacionales.

A través de 14 proyectos, la mayoría video-instalación, Meyenberg encuentra su trabajo como una amalgama donde se unen lecturas literarias, históricas, políticas, sociológicas y la propia poética del arte.

 

Hay una gran diversidad de temas y de técnicas. Mi trabajo tiene muchos ejes fundacionale; queremos mostrar el trabajo en una especie de licuadora de intenciones y medios, donde los procesos son fundamentales, precisa en entrevista quien fue asistente de Sol LeWitt y alumno de Rebecca Horn.

Su trabajo explora la manera en que los seres humanos perciben su entono. Lo hace desde ejercicios sonoros, performances colectivos o investigaciones históricas. En esta búsqueda hay una combinación de referencias literarias, estudios de las ciencias sociales, introspecciones autobiográficas y fisuras del relato histórico.

Sí hay una referencia a asuntos sociales, pero desde una perspectiva más poética, no hago denuncia social, esa queda a lectura del espectador, señala el artista con obra en la colección de la Fundación Benetton.

PUNTOS CLAVE

POR SONIA ÁVILA

eadp